lunes, 15 de mayo de 2017

Bajo el claro de las moreras





Bajo el claro de las moreras,
sonaba el arpa de las hojas
Mi amor y yo éramos peces
en un vals de nubes y moras

Pentagrama de las ramas,
donde las aves cantoras
en un jardín sempiterno, fueron,
violonchelo de las bocas

Y allí,
mujer de luz en que anido,
galopó por mis venas abiertas
un frisón blanco y lluvioso
oxigenando mi vida

Más tarde bebí de ti
la ola dulcísima de tu boca,
manantial de alma redimida,
esencia de lunas y rosas




No hay comentarios:

Publicar un comentario