sábado, 12 de enero de 2019

Bajo tierra





Entre raíces y huesos
hay sueños de ahora y de siempre
Hay principios fusilados
sin pasado ni presente

Hay horror entre la cuencas
proyectiles en los dientes
Vuelan muertos bajo tierra
como pájaros o peces

Una canción nocturna
con su abrazo y melodía
como un abrigo de lumbre
para sus noches frías

Por los vastos cementerios
Bajo la lluvia del cosmos
Por esas celdas oscuras
como grillos en los pozos...

Son luciérnagas azules
por el alma de nosotros
Por que nadie les olvide
gritan sin boca en el lodo

No hay memoria sin justicia
Ni justicia sin memoria
Son tantos los muertos
que agonizan en la historia...






sábado, 1 de diciembre de 2018

En plenilunio, mujer





En las lomas de tu pecho soy
embrionario licántropo
bebiendo leche de lunas
con fiereza de febril ternura

En plenilunio de tu pecho, mujer,
soy de la bestia la criatura

Turgente deseo y a oscuras
hundido en tu arcilla blanca
clavando en tus dulces olas
susurros, dientes, garras

En plenilunio de tu vientre, mujer,
este lobo indecente te ama

Este demonio en insomnio que
desnudo te aúlla y te reclama
con su indómito corazón
de irracionalidad temprana

En plenilunio de tu pecho, mujer,
soy de la bestia la criatura
bebiendo leche de lunas
con fiereza de febril ternura






Me río





Me río del maleficio

De las ganas de huir de su tiniebla

Me río de la palabra destino

Como del amor insidioso y escurridizo

de quien jamás me amó

Y siento unas ganas terribles

de melancolía en lo perdido

Aun así, a veces me río

Con la lluvia en la cara

Con la vergüenza en la cara

Con la duda y el miedo

Con el barro interminable del olvido

Me río

Dulcemente

Tristemente

Apasionadamente

Colgado en los cristales

de esta ciudad sombría

Lejana

Fría






Faro en su bahía





Violonchelo que en la tarde...

De otoño vistes la soga

¡Qué lábil mariposa sus ojos!

¡Qué tierna fiera su boca!



Violonchelo que en la tarde...

Ciñes al cuello mi sombra

Meliflua serpiente evanescente

Inmarcesible flor libidinosa



Eres piélago en diluvio

Gritando a latidos mi nombre

Carnosa pulpa prendida

Dulce humedal y horizonte



Violonchelo que en la tarde...

Sus labios pintan melodías

Marejada entre las notas

Me hace faro en su bahía






sábado, 24 de noviembre de 2018

La hoja







Ya era hoja seca
hasta arrancarme el viento

Creía ser pájaro
desde el nido del sarmiento

Caía despacio
como lo hacen los sueños

Sentí disiparse
la bruma entre mis dedos

De repente vi
a todos los muertos

La tierra era negra
llena de hombres abyectos

Caí por el agua
la que riega los huertos

Entre barro y retama
viví soñando despierto

Soy hoja reseca
en un campo feneciendo

Espero la lluvia
para un árbol incierto

Rama desnuda
que me acoja en su cuerpo









martes, 20 de febrero de 2018

Amor en presente





Hoy te amo sin ayer
y sin mañana te requiero
De la mano del presente caminamos,
nos elevamos en el viento

No pensamos en pretérito
ni quedamos en un lienzo
atrapados, sin aliento,
cual acuarelas de tiempo
en bodegones muertos

Vamos de la mano y
la brisa del océano
como un noble perro
por la orilla nos acompaña

Tú me das tu boca en un beso
y el crepúsculo estalla
incendiándolo todo,
prendiendo los cuerpos

No quiero en la mente segundos
para otros recuerdos
Nos atomizamos sin prisa
en lo insondable del universo

Me dices: Te amo
Te digo: Te amo
Y así lo tenemos todo
Todo en el presente es renacernos






sábado, 23 de septiembre de 2017

Demonio y barro





Hay un demonio en la carne de la historia
Un demonio hipócrita que anida en el olvido
Aún así, palpita todavía la verdad bajo la tierra
De aquellos muertos que ya nunca morirían