lunes, 29 de mayo de 2017

Asimétrico amor






Porque sentirte no tiene final
Es el pan silencioso que sacia mi sombra
El color azafrán de los días que mueren
Un murmullo de piel temblando en las hojas

¡Sin tu luz! ¡Y aún te amo!
Yo no quise robar la pasión de tus besos
Y por eso me fui
Por eso
Por eso

Porque sentirte no tiene final
Es aguacero de verano a flor de tiempo
Es jugar en los charcos de mi lluvioso corazón
Es un barco en naufragio, escrito en el viento





La visión







En el futuro me dijiste una palabra
Yo todo lo vi claro
Esa fue la razón
Recordaste este momento
En que te aborda lo que siento
Y me pediste perdón
Yo siempre viviré enamorado
En la futura caracola de aquel... tu corazón




viernes, 26 de mayo de 2017

Y vas...


A veces,
con las manos llenas de lluvia nos desvanecemos,
donde se pudren las semillas de los sueños imposibles




Y vas… y te pierdes
De nuevo a la sombra de los espejismos

No tiene remedio creer lo que sentimos,
ni caminar desnudos buscando siempre
un pequeño candil que ilumine el mundo

Nunca le digas al reflejo de la duda quién eres
Ni dispares corazones a su fracaso

Yo siempre te lo digo
Pero nunca me haces caso
Y vas… y te pierdes







jueves, 25 de mayo de 2017

Ella me tiende su mano...





Ella me tiende su mano desde el crisol del alba
Tiene aquel color que le faltaba a mis ojos apagados
Y una sonrisa de pétalos cayendo en la nieve

Desde que yo la conozco, la vida es más intensa
Y mis días tienen ese sabor a juventud recuperada
Con ella el sol es un radiante cometa de luciérnagas

Las noches que la sueño no tienen finales tristes
Y vamos de la mano por las calles cual enamorados
Somos adolescentes egresados de los cincuentaytantos

Toda la vida es presente sin futuro ni pasado
El carrusel de las sombras que otro tiempo atormentaba
Hoy es un nido iluminado por la antorcha de su risa

Ella me tiende su mano desde el crisol del alba
Y se visten mis mañanas de su mirada serena
No hay mareas de pasado. Ahora todo es comenzar

Desde que yo la conozco, la vida es más intensa
Y mis días tienen ese sabor a juventud recuperada
Con ella el sol es un radiante cometa de luciérnagas



miércoles, 24 de mayo de 2017

Ello





Mira a los hombres desde muy lejos
o muy profundo
De su cuerpo (...) somos parte
Con los cerebros cosidos nos piensa
en un lienzo, espejo de nadie
Nos cuestiona
Somos nexos de agua, cabello, carne…
Somos prescindibles y desechables
Una trama antigua de amor y sangre
Su organigrama invisible
Su código culminante
Nos explora
Nos inventa
Nos usa
Nos experimenta
Nos moldea
Nos pondera
Nos deshace





Selectiva extinción





Nos eliminan desde los cielos,
desde el asfalto, las estaciones…

Lentamente
      Sigilosamente
              Subrepticiamente

En el túnel espiral de las desolaciones:
“Caracola laberíntica que nadie escucha”

Nos avisa la pobreza con su carcoma en el seso
o las aristas del hambre chirriando en las tripas

La locura que, lógicamente, llovizna bajo el paraguas de
todo lo que pensamos irracionalmente

El fin de lo pusilánime, con su perfume a mortaja, que
perfora la sien con proyectiles de percutora tristeza

Y nos molesta el ruido del mundo:

       La renuencia al bruxismo latente de los casi muertos
       El murmullo maloliente de sus tóxicos insectos

       Los gritos asfixiados de inocentes muñecas rotas, en
       manos de hombres abyectos de corazón irrecuperable

       El agónico llanto de los sueños varados en
       las remotas playas del olvido

       El silbido sepulcral donde se enrosca la muerte
       El corazón abierto de los cisnes que amaron a sus lobos

Hoy nos fusilan sin fusiles en paredones de silencio
con discursos cargados de ponzoña invisible

Nos eliminan a ráfagas de luz
con la palabra siniestra y embaucadora de los hipócritas

Lentamente
      Sigilosamente
              Subrepticiamente

Las calles beben sangre ante tal indiferencia











martes, 16 de mayo de 2017

In act





Tundra la sábana
Dulce humedal
Cuello en las fauces
Hieres la piel
Gritas mi nombre
Garganta abajo
Polen de alma
Sabor a lágrima
Caña y melaza
Voraz ternura
Trémula piel
Soez palabra
Clavando el alma
Irracional gemido
Caricia que daña
Besos que duelen
Gritos adentro
Ríos que mueren.

Ya cae la lluvia
Las bocas callan
Duerme la noche
Bosteza el alba



lunes, 15 de mayo de 2017

Bajo el claro de las moreras





Bajo el claro de las moreras,
sonaba el arpa de las hojas
Mi amor y yo éramos peces
en un vals de nubes y moras

Pentagrama de las ramas,
donde las aves cantoras
en un jardín sempiterno, fueron,
violonchelo de las bocas

Y allí,
mujer de luz en que anido,
galopó por mis venas abiertas
un frisón blanco y lluvioso
oxigenando mi vida

Más tarde bebí de ti
la ola dulcísima de tu boca,
manantial de alma redimida,
esencia de lunas y rosas




viernes, 12 de mayo de 2017

En off





Las calles llenas de silencio
Silencio de gente que aguarda
Rabia que se traga la lengua
Silencio corroyendo el alma
Este silencio
Esta rabia




Antes de la luz





Esta inefable pasión
que muere en el silencio
antes de ver la razón de su
excelsa existencia invisible

Esto que callo y colisiono
como tsunami contra los dientes
es la verdad hecha simiente
que agiganta al corazón

Antes de la hora innegable,
cuando los ojos no mienten,
cuando las bocas se amarran,
cuando los cuerpos se vierten...

Se hace remoto lo presente
cuando es inminente el devenir
y la intuición se retuerce
por ver todo sentir… consumado

El amor interno es un océano,
un panal sin luz vertiendo miel,
que precipita al cuerpo que le oculta,
hasta la orilla insaciable de la piel




sábado, 6 de mayo de 2017

Del ser humano





El ser humano
Corazón de arma y relámpago
Habitante en un planeta de vida
Que agoniza
Entre sus botas y el barro

El ser humano
Sostiene en sus manos el orbe
Del útero eterno del que cree ser amo
Que agoniza
Entre sus ojos y el llanto

El ser humano
Arterias de gente que palpitando
Pudre en sus pasos las primaveras
Que agonizan
Entre petróleo, oro y asco

El ser humano
Traza caminos sobre las aguas
Inventa dioses de piedra y nada
Y mata al hombre
Que cree en el hombre que le acompaña




miércoles, 3 de mayo de 2017

Amor que no tengo

Imagen de Luis Royo




Tú y yo, nos veremos un día… amor que no tengo
Bajo la luz térrea de los reflejos que incendian la mirada
Serán labios cual pájaros ciegos arrojándose al vacío de los cuerpos
Delante de mí, tú, con la melodía procaz de nuestros ávidos dedos
Las naves de nuestros piélagos incendiarán las carnales velas
Anarquía lúbrica de la boca desordenándose fuera de renglones y besos
A corcel el alma y a galope el fuego, a dentelladas de ternura
Sentiremos la seda y el cuero en un azote de miel y desespero
Tú y yo, nos veremos un día… amor que no tengo




Su cuerpo

Imagen de Karol Bak





Su cuerpo…

Una rama temblando
      Una pluma cayendo
              Un panal derramando

Su cuerpo…

Crepitando
      en un fuego de manos
                de connubial efluvio

Su cuerpo…

Hoja libre, pero…
       escrita en el viento
             Pincel, acuarela, lienzo

Su cuerpo…

Cobijado en mi cuerpo
       Devorando crepúsculos
                 Desnudando aguaceros

Su cuerpo...